LOS 10 ERRORES TÍPICOS AL HACER DIETA.

Error N°1: saltarse comidas

Dejar de hacer alguna de las comidas no contribuye a la pérdida de peso, todo lo contrario. Mejor, organizarlas con una diferencia horaria de hasta tres horas entre una y otra. Permite que el metabolismo trabaje parejo a lo largo del día, queme más calorías y se logre regular el nivel de hambre.

 

Error N° 2: no tomar suficiente líquido

Hay que ingerir, por día, al menos 2,5 litros de bebidas sin calorías ( de ellas 1,5 de agua). Todas las comidas deben acompañarse con bebidas. Los líquidos calientes como los caldos, las sopas de verduras y las infusiones (café, té o mate) producen una mayor saciedad. Todo cuenta, no sólo el agua.

 

Error N° 3: Abusar de losproductos lights

En general todos los alimentos light proporcionan menos azúcar, grasas y calorías que la versión original, pero no son libres de ellos. Se pueden incluir moderadamente. Hay que ser concientes de su verdadera función: ayudan a ahorrar calorías siempre que se los utilice en forma adecuada.

 

Error N° 4: incluir pocas verduras

Todo plan de descenso de peso debe ser rico en fibra. Las verduras la aportan de manera generosa, por lo que es fundamental comenzar la comida y la cena con una porción abundante de ellas. Si no estamos habituados a su consumo, para evitar molestias gastrointestinales conviene incorporarla en forma paulatina.

 

Error N° 5: no estar centrado en la comida

Comer con distracciones como ver la TV, trabajando, hablando por teléfono o conduciendo, hace que no seamos conscientes de haber comido y no tendremos esa sensación de saciedad que si tendríamos s hubiésemos sido conscientes de que estamos comiendo.

 

Error N° 6: comer rápido y de forma compulsiva.

La forma de comer es un punto clave para lograr saciedad, mejorar la digestión y prevenir la hinchazón. Hay que aprender a disponer del tiempo necesario para cada comida, comer sentado, concentrado en el plato, con una buena masticación y  tomando bocados pequeños.

 

Error N° 7: no desayunar

Saltar la primera comida del día produce una disminución del azúcar en sangre y ocasiona más hambre a posteriori. Esto aumenta el tamaño de las porciones y hace más lento el metabolismo, frenando el descenso de peso.

 

Error N° 8: establecer prohibiciones

Todo plan de adelgazamiento debe permitir darse un gusto semanal, para ir experimentando cómo es comer algo diferente, con más calorías, en forma programada y moderada. Es un hábito que afloja tensiones y aumenta la adherencia al tratamiento.

 

Error N° 9: beber alcohol en demasía los fines de semana

Es preferible planificar a diario una copa en las mujeres y hasta dos copas chicas en los hombres, junto a la comida o la cena, que  “reservarse” todo para el fin de semana, porque con frecuencia se toma en exceso e incluso con el estómago vacío. No olvidemos que el alcohol contiene 7 calorías por gramo, más el azúcar de algunas bebidas.

 

Error N° 10: abusar de la sal

Si bien es cierto que la sal no aporta calorías, el exceso provoca retención de líquidos y aumenta el riesgo de hipertensión arterial, de enfermedades cardio y cerebro vasculares. Sería ideal comenzar a reemplazar el salero por el especiero: las especias y hierbas aromáticas proporcionan sabor a las comidas y son saludables.

 

 

Recordatorio: todo plan de alimentación debe acompañarse de actividad física diaria (ideal: una hora) y hacerla como parte del estilo de vida. Cada uno elegirá lo que más le guste, pero es esencial que genere placer para mantenerla a largo plazo.

Esta entrada fue publicada en Artículos de salud y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.